09/29/2022
Ciencia y tecnología

Sismo en México. 19 de septiembre 2022

Su magnitud fue de 7.7 y su epicentro las costas de Michoacán.

Por María Luisa Santillán, Ciencia UNAM-DGDC

Apenas cinco minutos después de la una de la tarde ocurrió en México un sismo de magnitud 7.7; el epicentro fue en las costas de Michoacán, frente a la población de Coalcomán. El movimiento se sintió en la Ciudad de México, Hidalgo, Guerrero, Puebla, Morelos, Jalisco, incluso en la región sur de Chihuahua.

En la memoria histórica de los mexicanos sigue presente el gran sismo del 19 de septiembre de 1985. Un movimiento de fuerte intensidad ocurrió en el año 2017, precisamente en el día del aniversario de la tragedia del 85. Algo similar sucedió hoy, 19 de septiembre de 2022.

La población busca explicaciones de la coincidencia. Los cuestionamientos circulan en las redes sociales ¿Qué dice la sismología? ¿Cuál es la probabilidad técnica de que esto ocurra?

El doctor Luis Quintanar Robles, secretario académico del Instituto de Geofísica de la UNAM, en conferencia de prensa mencionó que “desde el punto de vista técnico no existe la certeza y la probabilidad de que los sismos ocurran el mismo día”.

Es una desagradable coincidencia

Recordó que hace unos días, el 14 de septiembre hubo un sismo de magnitud 5 en la zona de Guerrero, por lo que es posible que éste haya liberado algunos esfuerzos y en consecuencia se haya facilitado el movimiento entre las placas tectónicas, la de Cocos y la Norteamericana, lo que pudo generar el sismo ocurrido el día de hoy.

“A lo largo del año ha habido 22 sismos de magnitud mayor a 5 y todos esos pueden, en un momento dado, disparar algún sismo mayor mediante una liberación de energía que transfiera los esfuerzos a la zona del actual sismo”.

Por su parte, el doctor Víctor Hugo Espíndola, del Servicio Sismológico Nacional,destacó que si se observa todo el catálogo del registro sísmico del país hay sismos mayores de magnitud 7 que se han repetido también en varias ocasiones durante otros meses, por lo que agrega  “la probabilidad de que ocurra el mismo día es muy baja, pero que una probabilidad sea muy pequeña, no quiere decir que no pueda ocurrir”.

Asimismo, si se revisa el catálogo completo, se podrá identificar  que septiembre no es el mes de la ocurrencia del mayor número de sismos en México.

No se descartó que la coincidencia que tanto inquieta a la población en algún momento pudiera ser objeto de una investigación con rigor científico, desde la sismología.

Sin embargo, lo más importante es ser consciente de que México es un país sísmico, por lo tanto, no debemos descuidar las recomendaciones, principalmente que las construcciones sean más resistentes.  

Características del sismo

Las placas tectónicas se están moviendo de manera continua una con relación a la otra, es decir, la fricción se está produciendo continuamente y en algún momento ésta puede llegar a romper la interfase entre dos placas, lo que va a liberar la energía que da lugar a un sismo.

El doctor Espíndola destaca que todos los sismos que se generan por rompimiento en las fallas generan dos tipos de ondas, las de compresión y las transversales, que dependiendo del lugar en donde nos encontremos y qué tan grande sea el movimiento podemos sentir ambos efectos.

Los especialistas explican que los primeros datos muestran que el sismo de hoy fue de subducción, es decir, fue producto del hundimiento de la placa de Cocos, bajo la placa Norteamericana, a 15 km de profundidad. Por sus características es muy probable que produzca una gran cantidad de réplicas en los próximos días, las cuales irán disminuyendo en cuanto a su magnitud.

Hasta las 20:00 hrs. del 19 de septiembre se han registrado 408 réplicas del sismo, la mayor de magnitud 5.3.

Impacto en el nivel del mar

En cuanto a la ocurrencia de un tsunami a consecuencia de este sismo, durante la conferencia de prensa el Servicio Mareográfico Nacional informó los datos de cuatro estaciones de monitoreo del nivel del mar, que se ubican cerca del epicentro, la de Manzanillo, la de Lázaro Cárdenas, la de Puerto Vallarta y la de Zihuatanejo.

“Cuando ocurre un sismo cerca de la costa, con cierta profundidad es plausible que este sismo levante una columna de agua y ésta al restituirse por gravedad genere un tsunami. Qué es lo que vemos en nuestros datos, un tsunami no muy intenso y que sí tiene amplitudes considerables en ciertos lugares”, explicó el maestro Octavio Gómez Ramos, jefe del Servicio Mareográfico de la UNAM.

Agrega que los tsunamis no son olas u ondas únicas, sino que son un “tren” de ondas que ocurren una tras otra y que las de mayor amplitud no necesariamente son las primeras en registrarse.

En el corte de información que presentaron durante la conferencia de prensa se expuso que la onda de mayor amplitud máxima del tsunami generado por el sismo del día de hoy se registró en la estación de Manzanillo, la cual fue de 1.24 metros aproximadamente alrededor de las 13:26 hrs. Una onda menor, de 82 cm, se detectó en la estación de Zihuatanejo

Las estaciones más alejadas como Vallarta, Lázaro Cárdenas y Acapulco, presentaron ondas de amplitud de 42 cm, 32.4 cm y 27.9 cm, respectivamente.

Entre las recomendaciones para la población es que eviten ingresar al mar, aunque no se tienen amplitudes de onda tan grandes, sí hay alteraciones en las corrientes fuertes que pudieran arrastrar a una persona mar adentro.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Arriba