Columnas

POR MARCHA, SANGRA LA HERIDA

Por: ARTURO RÍOS RUIZ

En la reacción presidencial a la Marcha del domingo 13 del mes en curso, se confiesa la urticaria ocasionada por la majestuosidad de esa manifestación ciudadana que dejó un sopor maligno y hasta furia en quien manda.

Ha improvisado su marcha no planeada con otro evento oficial sin fundamento social, sólo un capricho que le devuelva urgente un baño de ego superficial al sentir el golpe moral de su despreciada Clase Media del país.

Se conoce que, debido al cuarto aniversario de su llegada a la Presidencia no se realizará un mitin, sino efectuar una movilización al Zócalo que el presidente encabezará. Otra marcha el próximo 27 de este mes.

¿Qué se espera? Todo un gasto irascible: Acarreados, tortas, obsequios al puro estilo priista de todos los tiempos pasados tan criticados durante los casi 18 años de sus protestas que finalmente desembocaron en su objetivo. La Presidencia.

Es decir, actuar con base al pasado que tanto se reprochó en su larga campaña al convertir la gestión en un círculo de egocentrismo con un estridente culto a la personalidad, atizando el fuego de la división social y la venganza.

En los 20 estados que gobierna el partido oficial, desde hoy, hay réplicas del anunció presidencial respecto a los eventos anunciados, el del 27 de este mes y el del 1 de diciembre para motivar a sus seguidores.

Toda la respuesta oficial, es semejante a buscar un provecho en el sentido de un fin, que es evitar la desilusión de muchos que tienen en sus filas decepcionados como ya hay tantos y se temen desbandadas que hagan mella en sus listas de fieles y se registren bajas en la popularidad presidencial.

Ha sido un patrón que las desgracias en Morena, pretendan convertirlas en triunfo y se distorsionan los hechos a través del engaño.

En abril pasado, Donald Trump, estuvo en un mitin aseguró que el “dobló” al gobierno de Andrés Manuel López Obrador con el programa “Quédate en México”.

” Nunca he visto a nadie doblarse así. se río de mí cuando le dije: ‘Necesitamos 28 mil soldados en la frontera, gratis’, me dijo ‘¿Desplegar soldados gratis?’ ‘¿Por qué haríamos eso en México?’ Le dije: ‘necesitamos algo llamado ‘Quédate en México’”.

Trump añadió que amenazó con implementar el 25 por ciento de aranceles” a todas las importaciones mexicanas si no desplegaba los soldados.

“Después de eso, me miró y me dijo: ‘¡Señor: sería un honor tener 28 mil soldados en la frontera! ¡Sería un honor tener ‘Quédate en el Maldito México’!

: “Él es así”, respondió tímidamente AMLO; ahí se “dobló” otra vez, “A mí me cae bien el presidente Trump aunque es capitalista. Una salida falsa que intentó se olvidara. Con los mexicanos, clase media, si se ensaña, los cataloga egoísta, clasista y racista, que “a veces son peores que los que tienen más dinero”.

rrrart2000@hotmail.com y Facebook

Arriba